A cualquier turista, que haya visitado la ciudad de Osaka, si se le pregunta por algún lugar que recuerde de la ciudad coincide en responder que los primeros que le vienen a la mente son la Tsutenkaku Tower, el hombre de Glico y/o el cangrejo gigante mecánico de Dotonbori.

Pero, siendo menos conocido que los anteriores, resulta que hay otro lugar que se ajusta perfectamente a la imagen extravagante de la ciudad: el Gate Tower, un edificio de oficinas de 16 plantas con una carretera que lo atraviesa. Además cuenta también con dos sótanos subterráneos, un ático para maquinaria y una azotea con helipuerto.

Sus arquitectos Azusa Sekkei y Yamamoto-Nishihara Kenchiku Sekkei Jimusho proyectaron esta obra singular con una altura de 71,9 metros ocupando una área de aproximadamente unos 760m2 basada en una construcción de doble núcleo, con una sección transversal circular y con marcos estructurales de acero y hormigón armado.

El Gate Tower, también conocido como “La Colmena” por su semejanza en relación a la actividad de entrada y salida de coches como las abejas, está situado en el distrito de Fukushima y el trazado de la carretera que pasa por él corresponde a la Ruta Ikeda de la autopista Hanshin. Ésta pasa entre la quinta y la séptima planta y si algún curioso observa el plano de información a la entrada del edificio se puede leer que, entre esas plantas, las oficinas pertenecen a una empresa llamada de “El Inquilino” .

tower-gateEl trazado de la carretera, que pasa por un peculiar esqueleto que canaliza el tráfico de vehiculos y aísla el ruido y las vibraciones, no se conecta realmente con el edificio de oficinas. Están completamente desacoplados y separados de modo que incluso si el edificio se derribara con cautela, la carretera se no se vería afectada. Así pues para subir esas 16 plantas el ascensor exterior, por razones más que obvias, sube de la cuarta a la octava y pasa a través de la carretera sin parar.

Aunque la zona en la actualidad es principalmente residencial, cuenta con algunos rascacielos de oficinas y una zona comercial, así como fábricas y negocios al por mayor. Desde finales de los años 90, se han construido esos rascacielos, tanto para vivienda como para oficinas, debido sobre todo a su cercanía con Umeda y los centros de negocios de Dōjima.

En realidad el origen del edificio nos evoca al siglo XX, la explotación de madera y carbón movía una cantidad elevada de dinero en la zona y las empresas dedicadas a ese negocio tenían derecho de propiedad sobre el terreno, pero el cambio gradual de la sociedad hacia otras fuentes de energía causó el deterioro de los edificios del sector. Por ello, alrededor del año 1983, el propietario del terreno decidió mejorar la zona y trató de obtener un permiso para construir un edificio de oficinas, pero las autoridades competentes de la ciudad le informaron de que en el planeamiento urbano de la zona se contemplaba el trazado de la autopista Hanshin. Por lo general, en la mayoría de casos existen dos soluciones posibles: la primera es que una de las partes ceda ante la otra, o incluso que cedan ambas, y el problema queda resuelto; la segunda es que el propietario se olvide de su idea de construir para dejar el terreno preparado para el trazado.

Sin embargo, ambas partes se negaron a ceder manteniendo en firme su idea, la autoridad no permitía edificar y el propietario no quería vender un terreno en el cual se cimentaba un apoyo de la salida Umeda en dirección a Ikeda, y como en Japón no se pueden expropiar los terrenos no se veía una salida factible. Finalmente las dos partes se sentaron a negociar y después de 5 largos años de negociación alguien sugirió que se dejarán de disputas, que la solución era trazar la carretera a través del edificio.Y eso fue lo que sucedió… una muestra de las habilidades de la ingeniería urbana.

En 1995, durante el un gran terremoto en la zona, algunos sectores de la autopista fueron severamente dañados y mucha gente esperaba lo peor para esta edificación tan singular, pero el Gate Tower y el sector de la vía que lo atraviesa no se vieron afectados dado que en su proyecto se presto mucha atención a la no interacción de las estructuras.